Loguearse con Facebook

Cómo refrescar la casa en verano

En estos días de calor la intención siempre es para tratar de mantener los ambientes donde estamos lo más fresco posible. Una de las mejores maneras de conseguir refrescar la casa o la oficina sin tener que gastar mucho dinero en electricidad, es usando la naturaleza como aliada.

Prefiera las lámparas fluorescentes que, además del bajo consumo de energía, emiten menos calor que las lámparas halógenas.

Encienda las lámparas cuando esté realmente oscuro. Aproveche al máximo la luz del día.

Abacor Banner 125

Retire las alfombras y tapetes para reducir la sensación de calor en los pies.

Si el presupuesto no le permite comprar un aparato de aire acondicionado, use ventiladores de techo en ambientes internos para que circule el aire.

Las plantas refrescan el aire, a través de la oxigenación y si son de grandes dimensiones pueden crear zonas de sombra.

Si tiene jardines, opte por las macetas de gran tamaño o incluso pequeños árboles en lugares estratégicos.

En las ventanas, en lugar de las cortinas de tela convencional, elija el modelo de telas que bloquean los rayos del sol sin impedir la ventilación y la luminosidad.

Dé preferencia a los sillones y sofás tapizados con tejidos ligeros como el algodón.

Durante la noche, cuando el aire se enfría, abra las ventanas de los ambientes para que las paredes de la casa se refresquen. De esta forma conseguirá una casa más fresca durante el resto de día.

Compartir en la red

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.